domingo, octubre 19, 2003

Maniatada

Maniatada por mi propio yo. Qué castigo, ser yo misma, y venga un vaivén y otro vaivén. Anoche, for instance, salí a la ciudad, take me out tonight because I want to see people and I want to see life, y un horror. Estaba dormida y mareada de la falta de entrenamiento en la interacción social, y luego me dio por ponerme triste porque me encontré con mi hermano desvalido y porque pusieron un video de The Cure, y me acordé de un paseo por Trasbur, desde el puesto de Sapeurs-Pompiers hasta la Cité, con el walkman de Clara, y porque como siempre, salir sólo sirve para no quedarse en casa, pocas noches salen con poética.
Al menos, Silvia trajo a una amiga suya bicharraco, una especie de híbrido de Isabel Pantoja y Ballena Lady, que le tenía el ojo echado a Mario, increíble si se piensa un poco. En un momento dado, mientras The Cure, el bicharraco le lanzó a Mario una mirada de águila a conejo que me hizo reirme tanto que se me pasó la mufa. Después sacó una barra de labios del bolso y se pintó violenta aunque cuidadosamente, intentando parecer una especie de loba a la que no pertenecía. Mario no aceptó el envite. Empezó a llover y nos fuimos a casa.

No hay comentarios: