sábado, noviembre 22, 2003

En la ciudad

Me voilà, en la ciudad tanto tiempo pretendida. Tengo libros barceloneses, ahora, y sobres de cafeterías barcelonesas, aunque sigo exhausta como antes. Una vez más me mudo para cambiar mi mierda de escenario aunque ahora con la tecnología global estás menos a salvo que nunca. Estoy tan enferma como hace dos semanas, dos meses, dos años. Ah, la ciudad, y la curación que creo que me procurará.
Escribo mis aventuras en el cuaderno que me compré en la tienda china de la calle Gracia de Granada. Todos esos tesoritos del principio de la ciudad como lo son todos los principios de todas las ciudades, son míos, no son para aquí.

No hay comentarios: