lunes, diciembre 22, 2003

Beautiful girls

Peli para hombres. Y así es como me gusta pensar que son de verdad, ellos, como Willy C, capaces de volver la cabeza mientras andan sobre un lago congelado pensando en el momento luminoso y bisagra que acaban de vivir, gratis, o de jugárselo todo a una carta con una bella desconocida o de encajar los golpes despeinándose mucho.

jueves, diciembre 18, 2003

Lacaniana fervorosa

Al pagar Lezécrits, la dependienta califica a Lacan de maco, y me explica fervorosa la alegría que le produce que las personas en vez de comprar a Forsyth compren libros de verdad, aunque ella, claro, tiene que atender a todo el mundo. Lo de libros de verdad es sic.

Tata inmortal

Mi tía Isabela nació el mismo año en que Ferdinand de Saussure comenzó a dar su seminario de Lingüística general. Con este tipo de cosas me doy cuenta de que es realmente vieja.

Ute

Desde mi palco último silla última la veía en perspectiva Schiele, primero como mancha de tinta Bagheera y luego como relucientes papillotes en fondo rojo. Qué mujer. Qué voz que hace lo que quiere. Y nos divertimos las tres francesas con gorros estrafalarios de delante y yo, el resto del Auditorio eran como payeses con abonos. Y en el descanso personas con copas de Moët-Chandon.
Y al salir, señora con estola de piel sintética: “La Lili Marlene ya sabíamos de qué va y La vie en rose también, pero lo demás como lo ha cantado en alemán, no nos hemos podido enterar de nada”.
Yo tuve mis momentos transfiguración-crisis je vais nulle part, de los que no hablaré aquí, y la vuelta a casa trasbordo equivocado incluido. Qué raro el metro tan tarde en las estaciones del extrarradio donde la gente va vestida diferente y mira diferente y hace que aprietes el paso, el bolso, el corazón. Pero qué coño, really had fun.

miércoles, diciembre 17, 2003

Hanna K

Qué hermosa película. Costa-Gravas ha dicho que es sobre la búsqueda de identidad de una mujer, que son las que buscan su identidad porque los hombres ya la tienen, sic. Por lo menos, Hanna, al final, renuncia a todos los apellidos masculinos sucesivos (Kaufman, Bonet, Herzog, Bakri), para atreverse sola a ser, aunque todos sabemos que caerá desarmada en brazos del palestino la próxima vez, recodo zoco, desierto color barro, murallas de piedra. Además su bebé-respaldo es un niño.
Y tiene de todo: judíos malos malísimos perros guardianes de su pisoteamiento histórico, Gabriel Byrne macho cruel, recuerdos de esplendores otomanos, el conflicto crudo palestino, Jean Yanne perfecto francés marido perfecto, Bakri bellísimo y desmayador, fiestas con amigos, el amor.

Ayer, por la mañana, a las nueve menos diez

La portera del edificio dos casapuertas más abajo de mi trabajo, le daba patadas a unas hojas secas mientras decía, con melodía, duiiiiiiiii, duiiiiiiiiiiiiiiii.

lunes, diciembre 15, 2003

Equivalencias

En francés:
Discussion de salon ou de marchand de tapis

En portugués:
Conversa de café

miércoles, diciembre 10, 2003

Mujeres solas

Qué quieren las mujeres. Si para dar una respuesta me guío por las de alrededor, quieren sufrimiento y ser madres de quien sea. Estoy rodeada de mujeres que creen haber sido abandonadas, mujeres frustradas que después de haber estado un tiempo siendo madres de sus novios han pedido otra cosa. Mujeres que no saben estar solas. Mujeres incapaces de ser sin respaldo masculino. Y el respaldo para nosotras es otra cosa, es ser nosotras sillón y pañuelo y lavadora y receptáculo. Luego las quejas, pero es que nos han educado para ser incapaces solas, para ser madres de los hombres. Las que se rebelan puedes ser putas o sofisticadas amantes de igual a igual con madre interior al acecho del débil que se deje ser hijo.
Qué nos pasa. Por qué somos incapaces de disfrutar de las superficies, por qué no hay hombres padresnuestros. Por qué esta estúpida división irrespirable.

Forja

Fui a ver Chillida, el día de mi cumpleaños. Esculturitas de barro de juguete y un grandioso hormigón armado. Eché de menos a mi abuelo Juan Parra, si no se hubiera muerto me podría haber explicado tantas cosas. Pero se murió en el 87, así que jamás sabré nada de forja y vaciados de la primera mano de un artesano loco. Llamé a Dani para preguntarle que si el acero iba por planchas soldadas. O es acero industrial, me dijo él. Me da respeto no saber. Pero Chillida tendría un par de hombres con monos azules ejecutando sus danzas. Lo que no quita para que olé sus huevos.

domingo, diciembre 07, 2003

Gastronomía folclórica

El paquete de kilo de polenta que dejé en el armario de la cocina de mi casa de Lorraine, el paquete de medio kilo de kasha que dejé en el armario del cuarto de Judit en Polonia.