domingo, noviembre 23, 2003

BArbara Stanwyck y Gloria Swanson

El homenaje que yo quisiera hacerle a Gloria Swanson se lo hizo la noche del estreno de Sunset Boulevard en Hollywood otra gran actriz, Barbara Stanwyck. La perversa heroína de una anterior película de Wilder, Double Indemnity, vió a Gloria Swanson en la acera, pequeña y atolondrada por tanta celebración súbita y, sin decir nada, se acercó a ella, se le arrodilló delante, cogió la falda de lamé entre sus dedos y besó la bata en silencio. Cuando Barbara se levantó vió, llorando, que Gloria Swanson lloraba. Se abrazaron y luego la Stanwyck se fue sin decir nada. La Swanson se quedó en la acera, muda.

No hay comentarios: