lunes, enero 21, 2008

Esa vanidad del amor elegido o designado por los dioses borrachos

El amor compartido es la peor de las drogas, la más maligna, claro que no me hice adicta nunca a ninguna otra, es la única que conozco, y esta vez fue como si después de años de tomar merca cortada con talco y cal comprada en Once me hubieran invitado a tomar colombiana blanco
nuclear. Una sabe que es una mierda y que le hace mal pero a ver cómose desengancha, si ya era difícil dejar la mala.

martes, enero 15, 2008

Alan Pauls dixit

pauls.jpg
Sofía y Rímini se separan porque la relación amorosa que los une llega a una perfección de obra de arte. Y las obras de arte son geniales para contemplar pero nadie puede vivir dentro de una. Es un poco lo mismo que pasa con las especies que llegan a un estado evolutivo de perfección y después no pueden sino extinguirse.