miércoles, septiembre 24, 2008

El subsuelo del Clínicas

Me equivoqué de planta, buscando radiología, y terminé en el subsuelo, en radioterapia. Sólo funcionan las luces de emergencia, todo está en penumbra, los techos son más bajos y las paredes se rezuman, no transita nadie por los pasillos llenos de camas rotas. Delante de una ventanilla iluminada unas señoras calladísimas esperan sentadas en los bancos. Subo por la escalera a la planta baja y en la macetilla hay varias puertas medio abiertas, puertas sin pintar o pintadas de rojo, de las que salen charcos. La pared de este lado es increíble, la piel de la derrota.

No hay comentarios: