martes, septiembre 30, 2008

Encarame, con cariño y con respeto pero encarame

Mi día empezó anoche, machacado de cristales machacados. Llevo desde el jueves coqueteando con la pendiente de la espiral, y ayer al fin caí caí caí, me tiré de cabeza al lavabo de agua sucia, me la tragué todita y una vez que abrillanté el fondo me mesé los cabellos Babilonia y fui la plañidera de mis propios cinco días de dolor marginal. Mi día siguió por la mañana cuando llegó Gugú, la reina mora de la entrega, mora por saudita, reina por Gugú, y juntas caminamos de la mano por el abismo peligroso spm y la avenida Córdoba. Nos tiramos en una alfombra Pizarnik con un té por la tarde y nos permitimos doscientas vueltas a la manivela sentimental, convertimos la casa de Alex en una caja china de locas. Y éramos entonces así, nosotras: dos chicas de ojos agrandados con cuadraditos de emoción y amargura agrandada en los bordes de la boca, un verso colgado de la bolsita del té, una canción Brasil, dolores convertidos en pétalos tentación de dejarse caer por la espiral abajo. Deshojamos, felices, nuestro derecho falso, lo disfrazamos de tarde nublada. Pero luego, nosotras, fuimos así: el 28 con los asientos verdes quirófano rodando rápido por Alem, la risa de vernos en un segundo al desnudo la manija que nos fuimos dando, el recuerdo vergonzoso de la alfombra Pizarnik, el miedo del dominio feroz de la química, la lucidez de vuelta, el amor que te tengo y no ejerce hace rato y que me empuja a correr desde el bajo por Córdoba hasta Florida, por Florida hasta Corrientes, por Corrientes hasta Junín, para refugiarme allí en el jersey naranja de Carolina, quitar el tapón del lavabo pocilga de la estrechez de miras hormonal. Necesito un endocrino, necesito verte, necesito acordarme siempre de quién soy.

1 comentario:

ignacio dijo...

al final te lei mucho

me llenaste de feminidad y sentimientos femeninos -eso genera felicidad en el hombre- por un buen rato.. .ahora voy a volver a disfrutar más mi agenda roja sólo porque es roja chillona y la penumbra y el viento!
beso