jueves, octubre 02, 2008

Amor de gato y persona

Calígula se arrepantinga en el sillón en el que siempre me siento a leer, esta tarde me acosté sobre las piedras planas que hay alrededor de la piscina a tomar sol, y él se acostó sobre mi pelo y me lo enredó.

No hay comentarios: