viernes, noviembre 14, 2008

¿Extrañas tu país? Tengo nostalgia de mi sitio

Mi vida es esto que tengo ahora, y no otra cosa, no es antes, no es después, es yo ahora en el sofá de la casa de Alejandro, es Martín permeable y luz de gas, es un libro por corregir, es la cena con Cristina, son mis ganas de coger hasta morir, son mis padres lejos masticadores que me provocan la ternura, son riesgos que no me atrevo a correr, es la ola que me llega hasta los ojos desde la congoja torácica, es la alegría hic et nunc, son todas las noches bonaerenses en la terraza con las cañas, es Ignacio con su dedo en mi pantorrilla, es la tinta de mi pluma sobre el papel satinado de un cuaderno que me hizo mi padre y que encontré en un bolso que dejé aquí cuando me fui de Argentina en el 2006, es la emoción de que dos personas que quiero se reconcilien después de varios años, que en vez de tirar su amor a la cloaca lo disfruten y hagan uso, es un perro que ladra en alguna parte, los autos, la noche que cae, Vissotsky que suena, es tener que operarme de nuevo, es estar contenta de ser yo, de dolerme un hueco, de acordarme invadida de esas ganas de que alguien que me desee me recontra desee hasta la muerte, es estar de nuevo en esta ciudad con Martín, es el gato lejos, es apoyar un ratito la cabeza en el cojín granate y cerrar los ojos.

No hay comentarios: