viernes, noviembre 14, 2008

Lo primero es salvar la vida

Tengo una doctora, me pertenece, aunque sólo la he visto una vez, es oncóloga biológica, o sea contradictoriamente oncóloga y homeópata, y me dijo que lo primero es salvar la vida, que luego ya pensaremos en lo demás, en si me dan miedo las tormentas, en si no escribo, en si la tristeza me agarra por la mañana o por la tarde. Fui a ver al Manitas de plata de la Argentina, el promulgador del en caso de duda es mejor extirpar, quien recto y viril desde su silla de prócer me alargó su edicto sellado en lacre. Tengo otra doctora que es mi amiga y me cuida y es la que me pincha y me corta y me analiza y se reverencia ante el Doctor y es pequeñita y japonesa y siempre la tengo que abrazar. Y es que los hombres son sintéticos y las mujeres simbólicas, como dice la abuela de Luli, y qué duda cabe que nosotras sabemos que además de rajotear hay que cuidar, que además de ser expeditivo y eficiente hay que ser amante y calidez, y qué duda cabe que hay dos maneras de subir una montaña, de carrera y para arriba o en zigzag.

2 comentarios:

ignacio dijo...

que lindo esto que está escrito aca... te lo robaría para leerlo mas seguido. . pero justo estaba en la parte de q las mujeres son simbólicas y tuve q cortar de golpe porque mi madre me llamó desde abajo. que estaba sentada en el comedor y le cayó un cucarachón. me puse mis zapatillas y mi coraje sintético y expeditivo listo para el pisotón y el 'crac'. pero llego, lo miro y era raro, no era cucaracha... era un grillo! negro y grande! el q estaba cantando estos días en el patio, asi que como madre es supersticiosa y yo aprecio a los bichos, lo hice entrar en una bolsa y lo liberé en el jardín. dicen que traen plata, asi que si ahora no me deja dormir, espero que al menos engrose mi billetera. bueno voy a cortar La Gran lectura aca q tengo q componer para el conservatorio. un gusto.

Loulou dijo...

Ahora quiero saber más de este grisho.