miércoles, febrero 11, 2009

Berenjenas rellenas


Éste es un plato que se hace para cenas de mujeres solas. Es importante que revoloteen a tu alrededor en la cocina contándote todas esas cosas indiscretas que nos contamos las mujeres, y que te llenen la copa de vino y te pasen trocitos de pan con exquisitos quesos y patés mientras cocinas. Se necesitan berenjenas de tamaño medio, una por comensal, preferiblemente hay que elegirlas que estén derechitas. Se abren por la mitad más larga y se les saca la pulpa. El vestido morado de las berenjenas se coloca en una fuente de horno con un poco de aceite de oliva y se mete a fuego bajito. Al mismo tiempo sofreímos cebolla, ajo, carne molida, tomate, la pulpa de las berenjenas. Le añadimos un poco de vino de la copa de la que estemos tomando, sal y un poco de orégano y hacemos una bechamel (mantequilla, harina, leche, sal, pimienta y nuez moscada). Rellenamos las mitades de las berenjenas con la mezcla, le ponemos bechamel y queso rallado (parmesano o reggianito) por encima, y lo metemos al horno unos diez minutos. Es una receta sencilla que da gloriosos resultados, siempre que las amigas y el vino sean buenos.

No hay comentarios: