lunes, marzo 23, 2009

Asun Balzola

Acabo de leer que te moriste hace casi tres años aquí, en Madrid. No me lo puedo creer, yo que siempre ando detrás tuya, me pregunto si es que en todo este tiempo no te busqué. He buscado tu Txoriburu aquí, en Madrid, el año pasado, sin encontrarlo. Cuando estuvimos en San Sebastián la última vez le regalé a Martín un libro tuyo, en euskera. Asun, yo te quería conocer. Recuerdo cuando mi prima me dio La cazadora de Indiana Jones porque decía que hablábamos igual Cristi y yo. Recuerdo cada una de las veces que he regalado ese libro, recuerdo cuando me compré Ala de mosca en un saldo, la Historia de un erizo que rodaba por casa, los libros de Munia, esa forma tuya de ser traslucida en tu forma de escribir, de dibujar. Asun, yo quería tomar el té contigo y ya no podrá ser. Al menos tengo tus libros, que son un cachito de tu luz.

No hay comentarios: