viernes, marzo 06, 2009

La casa del grifo que gotea


                                                                                                                                  A Jorge y Alexandra
A borbotones chorrea el agua desde la cruceta. A nadie le importa, se enrolla un trapito para que no se moje el poyo y listo, porque en esta casa a borbotones se derrama el amor y a nadie le importa ni enrolla un trapito en derredor, cae cae cae por las escaleras hasta el jardín, baja por la cuesta del pasaje Dickens y la Avenida Alemania hasta la plaza Bismarck, empapa el universo desde ellos dos un amor desbordado y alimento, lujo.

No hay comentarios: