sábado, marzo 28, 2009

Vivir es importante. Pero respirar es más

Todo el mundo me habla de la crisis. Me parece que lo que les pasa es lo mismo que le pasa al señor al que su médico le dice que le quedan seis meses de vida, de pronto se da cuenta de que se va a morir, cómo si no se fuera a morir antes de tener la enfermedad. El mundo se puso a existir como si fuera a estar vivo para siempre, se olvidó de ese espacio que hay entre una exhalación y una espiración, ese vértigo de espera que se llama instante entre el robo de aire, la apropiación ensanchante, la obligatoria devolución enriquecida al planeta y la siguiente inspiración. Un día llega la última exhalación, para ella sola tiene un nombre, Expiración, y ese cachito de tiempo que se llama instante y solía venir después y despreciamos, no nos existirá más. Señores, respiremos porque sí.

No hay comentarios: