lunes, abril 06, 2009

El champán las pone mimosas

Con amigas como vosotras es fácil que una tarde se convierta en otra tarde versión mejorada de aquella otra tarde primera que se queda subyaciente pero no triste porque se ve hermoseada en el cambio y se lo pensará para la próxima. Hay varios sofás visitados en nuestras vidas, hay copas de cristal bonitas en distintas alacenas, hay varios juegos de té en los que nos hemos servido las unas a las otras, hay noches malvadas y pedidas de socorro, y también hay noches espléndidas de baile o de vinos o de charla o de cenas improvisadas de la nada. Hay un amor nuestro circulante que jamás se vicia sino que asciende, están nuestras melenas cepilladas y los zapatos de tacón que se intercambian, los bares, los paseos, las películas, la vida.

No hay comentarios: