martes, abril 21, 2009

Les choses

Me desprendo. Me desprendo pero me afecta llegar a cada casa que llego y ver las cosas que fueron mías, desperdigadas por el planeta y las casas de mis amigos, metralla repartida en la onda expansiva de mis mudanzas. Me afecta y me vuelve el afecto por esas cosas que tenían su lugar en mis casas y en mis vidas, y pienso en el lugar afectivo que tienen ahora para otros en sus casas y en sus vidas. Los interruptores de mis lámparas los encienden y apagan otros. La frescura de mis sábanas las tienden y destienden otros. Las bisagras de mis cajas las abren y cierran otros, son sus manos las que sujetan mis paraguas, sus conversaciones las que nacen y tienen lugar en mis sofás, en mis sillones, sus pies se suben en mis taburetes. Acaricio la superficie de mis antiguas cosas y me desprendo como ya antes me desprendí. Espero instalarme para crear lazos nuevos con otras cosas y recuperar lazos viejos con las que guardo en cajas de cartón diversas y me esperan calladitas a que las saque de sus envolturas.

1 comentario:

david garrido collado dijo...

¿y no resulta emotivo el reencuentro con esas cosas donadas a las personas adecuadas? Debe ser mágico