viernes, mayo 08, 2009

Esta noche no alumbra

Con el traje de gitana todavía puesto, aunque bajada la cremallera, me he sentado aquí y me he puesto a acordarme de cuando llegué a Madrid hace algunas semanas, no puedo fechar, eran las seis y media de la mañana y yo subía con mis dos maletas y la mochila por la cuesta de la calle Lavapiés hasta San Carlos, pasando un mal rato, escuchando canciones indebidas, las maletas la peor de las molestias, pero pasando un buen rato al mismo tiempo, acababa de amanecer y yo iba sola por la calle, y estaba volviendo a Madrid. Y de pronto se apagaron las farolas, ya había pasado la calle Caravaca, y me paré un rato para conocer mejor ese momento, y paré la música para conocer mejor ese momento, me quité la mochila y me senté sobre la maleta verde para conocerme mejor dentro de ese momento. Es obvio que se puede vivir si el planeta se comporta así con una.

No hay comentarios: