lunes, junio 22, 2009

De vinos y cafés y bares y almuerzos en fiambreras

Una noche fui con Miguel a tomar vinos a dos madrileños templos. Una tarde fui con Patricia a tomar un refresco a un madrileño templo turístico. Con Lourdes y Montaña marraneamos las madrileñas terrazas tres noches por semana. Mi primo y yo tres veces acabamos sentados en los bares madrileños más poco atractivos e insospechados. He ido al Berlín dos veces a escuchar el mismo concierto. Llevo dos viernes apareciendo por casa de Antoine y Alex con mi fiambrera mendigando un lugar para calentar y comer mi almuerzo (no me da tiempo de ir a casa después del yoga y antes del trabajo). Me falta todavía encontrar mi bar.

No hay comentarios: