domingo, julio 12, 2009

Y dice Tom Waits she´s dead, forever dead

Mientras vivo de rodillas en el suelo con el estropajo en la mano, baldeando la madera salpicada de pintura, arrastrando la suciedad antigua que no me corresponde, estoy pensando en que en el luego del mundo que espero cuando viva en el cuarto, me acordaré de que cual Cenicienta clásica lavé este suelo con mis manitos y una jofaina o cacharro en idioma Rementería lleno de agua tibia y jabón de Marsella, me acordaré de que pinté las paredes de blanco después de remozarlas con masilla. Esta imagen mía en el suelo rodeada de olitas de agua jabonosa será un estrato de mi vida en este cuarto, el rito de consagración que le dediqué a este lugar. Así que es de noche y cuelga la bombilla sin lámpara y entra el calor por la ventana ahora rascoteada y limpísima, y yo elevo las tablas de este suelo a la categoría de ambición, con el simple gesto de frotar.

No hay comentarios: