viernes, agosto 14, 2009

Anoche me dieron ganas de cruzar la Avenida Alcorta

Anoche me dieron ganas de bajarme de un colectivo cerca del Planetario, de cruzar la Avenida Alcorta cicatriz, de ir a ver Sin pan y sin trabajo o al Gordöloco Trío bajo las estrellas artificiales.
Anoche me dieron ganas de cruzar la Avenida Alcorta, sólo porque sí, unas ganas estiradas de salir de una casa con ese pensamiento y poder efectivamente llegarme hasta Alcorta y cruzar, sin más, como la Floralis Genérica cerrarme al atardecer, ver los jacarandás en su color correspondiente a la estación, pisotear el ladrillo pulverizado de los paseos, agarrar la programación del Malba, quedarme un rato sobre el puente rojo del Jardín Japonés.
Anoche me dieron ganas de estar en una noche como ésa en Buenos Aires, en verano y amenazando lluvia, cruzar la Avenida Alcorta sin razón, quizás yendo a Palermo o viniendo de Palermo, sabiendo que en algún momento volvería a Yrigoyen, a casa, al gato, a un otro tú.
Anoche estaba en Madrid y quise estar en la Avenida Alcorta, esperando a que un semáforo se pusiera verde para que yo pudiera andar al otro lado, para que yo pudiera cruzar la Avenida Alcorta.

1 comentario:

florenpk dijo...

Me encantó.

Una nunca sabe si es Buenos Aires o Madrid.

Saludos,

Flor