jueves, agosto 20, 2009

Aurora y el violinista

El violinista se sienta a nuestro lado en el metro y Aurora quiere que se la trague la tierra o al menos el suelo del vagón. El violinista con todo su entusiasmo bielorruso toca Historia de un amor y yo la canto para embarazo terrible de Aurora que más o menos se quiere morir. El violín es pequeño y está sin barnizar, el violinista va de negro y canas y toca sentado junto a Aurora, y mientras yo me divierto ella pobre mía sufre indeciblemente entre los dos.

2 comentarios:

Hippeis dijo...

Caramba, es que era un ruso como un armario de tres puertas... ¿Y si me llega a dar con el violín en la cabeza y se me lleva a Bielorusia? ¡Qué soy mocita!

Loulou dijo...

Perraca, tu versión es mucho más chula que la mía.