sábado, agosto 22, 2009

De battre mon cœur s'est arrêté

Me entran tantas ganas de comer patatas fritas con huevo después de hablar contigo (y es que mi corazón ha consumido todas las reservas de mi organismo en este rato de conversación transoceánica) que me pongo a freír dos sartenes. Medianoche en Canarias.

1 comentario:

filemon1970 dijo...

vaya lujo que se pierde