miércoles, septiembre 09, 2009

Divorcing Loulou



Ambos cónyuges se dan libertad para organizar sus vidas por separado, cesando la obligación de convivencia y reconociéndose completa libertad para regir su persona y sus bienes, comprometiéndose, en este acto, a no interferir en las actividades ni vida privada del otro.

1 comentario:

Clarisa dijo...

rock & roll