viernes, septiembre 11, 2009

La fiesta


Cócteles de Tanqueray con demasiado Tanqueray coloreados a lo Ruiz de la Prada. Gente vestida con ropa para niños, Patricia estrenando sus zapatos somelikeithot, yo vestida una vez más de pedida de mano: pantalón blanco y blusón celeste maya anudado con lazo a la cadera, tacones asesinos. Nos vamos a la Fresh Gallery donde me apoyo en el mural inaugural que me mancilla el brazo. Me acerco a Topacio, una señora antes señor que muestra orgullosa sus tetas de dueña de galería (si yo las tuviera así también las enseñaría), para pedirle algo para limpiarme, pero ella ignorando mi piel performance y después de un gritito exaltado sale corriendo a ver si el mural (horroroso, por cierto) sigue intacto. La gente que pertenece está en Yves Saint Laurent o en Loewe, las arribistas se pasean por Serrano con la bolsa dorada de propaganda de Vogue. Nosotros volvemos a la tienda y nos seguimos tomando esos horribles cócteles mientras nostalgiamos sobrinas a las que regalarles chubasqueros multicolores y vestiditos de princesas.

No hay comentarios: