miércoles, noviembre 25, 2009

Los matapollos

Los matapollos
En Amasa existe una tierna costumbre local: un día cercano al 11 de noviembre, día de San Martín, los jóvenes del lugar recorren los caseríos después del desayuno (no sé por qué insisten en desayunar antes) para recolectar pollos, de grado o por fuerza, acompañados por la alegre música de un acordeoncito y un txistu. Luego se pasan el día gamberreando por ahí con cohetes mientras los pollos se quedan atados a un palo esperando que llegue su hora estelar, a la tarde, cuando uno por uno los van metiendo en una caja con un agujero por el que saldrá su cabeza. El juego consiste en que el mozo que corresponda, con los ojos tapados, blandiendo una espada del siglo XVIII a lo que me dijeron, intentará cortarle la cabeza al animalucho. Es la versión más literal de la gallinita ciega que se pueda concebir. Llegué a Villabona un día después del oilasko joku y me perdí el espectáculo, a ver si el año que viene. En Euskadi parece que a cada pollo le llega su San Martín.

No hay comentarios: