lunes, agosto 16, 2010

Las olas mecen al navío muerto

Yo en la orilla silbando,
miro la estrella que humea entre mis dedos.

No hay comentarios: