miércoles, diciembre 22, 2010

Macedonio

Desde que ella latió en mi luz todo hombre me parece una maquinita de vivir, un algo, esto, aquello, alguna cosa.
¡Y seré yo, hombre sin camino, quien rehaga tu luz y te haga otra la vida!

No hay comentarios: