sábado, diciembre 18, 2010

Primavera porteña

Alguna vez recordé una noche todavía sin verano pero con el calor en las plantas y las veredas de la Recoleta, los niños que vendían flores a las tres de la mañana, diciembre y Buenos Aires y un nosotros en el que tú aún estabas y me mostrabas la ciudad que te mordía y que odiabas. Alguna vez recordé una tarde de San Telmo con las orquestas típicas del día del tango, otra de Costanera en que bailamos o nos quisimos de la mano, al amor de mirarse, diciembre en Buenos Aires cuando nosotros mismos éramos niños y crecían salvajes las hojas de ese árbol gigante al lado del cartel Vicente López.
Cuántas veces olvidé nosotros una noche o mi primer jacarandá, mi primera alameda de ladrillo machacado, mi primera Avenida Alcorta, mi primer 60, nuestros nosotros estrenados bajo la Cruz del Sur. Es ahora en la ciudad desalojada de aquellos nosotros en la que se me lavan los recuerdos de sus olvidos y veo, limpísimo, seis años después, diciembre en Buenos Aires.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gottcha!!!