lunes, mayo 23, 2011

Nadie puede ser amigo del que hace vivir a todo

Por ahora el DF son árboles y plazas con fuentes y veredas destrozadas y la calle Tonalá arriba y abajo, de noche los taxis en los que desde el asiento de atrás veo pasar semáforos y avenidas sin orientarme, bares donde mezcales o tequila y gente que me llama por mi nombre Loulou, los pies sucios renegridos de andar por ahí y las manos manchadas de tinta de la Waterman, el gato Misha ojos abiertos y maullido cuando llego a la casa, el olor a libros cuando paso por delante de las librerías de viejo, el olor a tortillas, frijoles o salsas al pasar por delante de los puestitos de tacos o las cantinas, as gorditas envueltas en papeles de seda de colores, las señoras aindiadas que venden dulces enchilados, el submundo subterráneo del metro donde saco el abanico para no soponciarme de calor o de sulfuro, el intento de calcular las distancias en minutos, aprender palabras, manejar albures, las enormes casas de estilo californiano, los taxis Escarabajo pintados de granate y oro sin asiento de copiloto y con la portezuela amarrada con una cuerda, el estampado de las servilletas de El Péndulo, contar cuadras para no perder el camino de vuelta, andar sujeta a las perpendiculares y las paralelas, la falta incomprensible de persianas en las ventanas, el añil exacerbado de muchas paredes, el rosa mexicano de las oficinas de correos, los enrejados increíbles, el Tokio Polanco, el Criollo Coayacán, los crucifijos de madera colgados en las lunas de los autobuses, los altarcitos a pie de calle, los amarillos y rosas abigarrados de los bordados de los puestos, los aparcacoches uniformados (un día tres al sol, uniformados igual, sentados en sillitas de plástico), la mercería minúscula donde no vendían hilo negro pero sí granate y violeta, el modisto que me pidió que me probara el vestido de su maniquí alabándome la cintura de junco para amarrarme el lazo de raso negro alrededor en el nombre de todo México.

2 comentarios:

hega83 dijo...

Eso es un cachito de México querida LouLou!! ;) El más caótico y acelerado; el de los extremos entre lo viejo y lo nuevo, la riqueza y la pobreza, lo agradable y lo detestable... y aún te falta mucho por ver!
Mientras tanto, bienvenida! :)

Loulou dijo...

Ya tengo muchos más cachitos. Este país es un vértigo.