lunes, julio 08, 2013

Ciudad nueva


De Álvaro de Campos, mal traducido por mí
¡Ah, los primeros minutos en los cafés de las ciudades nuevas!
¡La llegada por la mañana al muelle o las estaciones
Llenos de un silencio reposado y claro!
Los primeros transeúntes en las calles de las ciudades a las que se llega…
Y el sonido especial que el correr de las horas tiene en los viajes…

El aspecto nuevo de las calles de las tierras nuevas…
La paz que parecen tener para nuestro dolor
El bullicio alegre para nuestra tristeza
La falta de monotonía para nuestro corazón cansado...
Las plazas nítidamente cuadradas y grandes,
Las calles con las casas que se acercan al fin,
Las calles transversales revelando intereses súbitos,
Y a través de todo esto, como una cosa que inunda y nunca se desborda,
El movimiento, el movimiento
Rápida cosa colorida y humana que pasa y permanece...

Los puertos con sus navíos quietos.
Navíos espantosamente quietos,
Con barcos pequeños al costado esperando...